el papel está muriendo... o no

Quizá sería más correcto preguntar si está desapareciendo... pero el título engancharía menos. Bueno, vayamos al tema; búscando respuesta a esa pregunta se puede encontrar, lógicamente, de todo. Depende a quién preguntes, claro. Y a veces esas fuentes producen más dudas todavía. 

detalle estuche memoria canal de isabel ii

Según lo visto, parece que no... que no se muere, pero que no tiene la salud de antes. Ahí sigue. Las imprentas no opinan lo mismo, las que quedan, digo. La competencia de países del Este europeo y China es dura. El papel sigue siendo el sector industrial más importante en la Comunidad de Madrid, algo más del 15% del Producto Interior Bruto industrial y un porcentaje similar del empleo industrial; y de los pocos que, según el Índice de Producción Industrial, crece.

Suelto algunos datos: el periódico más vendido en España, tiene actualmente una tirada similar a la de 1987 (algo menos de 400.000 ejemplares el día que más vende). Por otro lado el libro en papel sigue siendo el regalo preferido por los españoles y el 90% de los títulos que se editan en España, se hacen en papel.

He leído por ahí que ser anti-papel solo es una cuestión de pasta, no pasta de papel, si no problema pecuniario. Vamos, que no es estrictamente una preocupación medioambiental. Según una universidad japonesa, los elementos informáticos contaminan ocho veces su peso.

 

TIRANDO DE ESE HILO ARGUMENTAL

En España, cada persona consume aproximadamente 175 kilos de papel al año y que por cada tonelada de papel necesitamos 14 árboles, 100.000 litros de agua y 3.000 Kwh de energía, emitiendo 1.4 Kg. de Co2 a la atmósfera. Las organizaciones ecologistas, inmediatamente, multiplican esos 175 kilos por unos 47 millones de habitantes y haciendo las operaciones correspondientes (14 árboles por tonelada) sale una cifra de unos  ¡115 MILLONES DE PINOS Y EUCALIPTOS TALADOS PARA LA FABRICACIÓN DE PAPEL!.  Algo parecido debió hacer Felipe II, cuando dejó los Monegros hecho un erial para construir la Armada Invencible. Una pasada vamos. El contraataque de las papeleras está claro: los sellos de garantía de gestión forestal responsable. El de más prestigio mundial es la cadena de custodia de FSC. Ese sello asegura que, el papel que lleva impreso su sello, ha sido extraído de plantaciones controladas y convenientemente repobladas. ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón) dice que lejos de ser anti-ecológico, la utilización de papel es más ecológico que cualquier otro medio: natural, renovable y reciclable. Solo hay que echar un vistazo a su publicación “Mitos contra datos” para ver que, por ejemplo, un kilo de papel puede almacenar 1.3 Kg de Co2 y que esto compensa las emisiones que se producen en su fabricación y en el consumo de energía que se genera con el transporte y distribución de los productos elaborados con ese papel. 

 

ENTONCES... ¿NOS PASAMOS A LO ELECTRÓNICO?

Cleantech Group asegura que un iPad genera unos 130 kilogramos de dióxido de carbono durante su vida útil y utiliza sólo tres vatios de electricidad mientras se está leyendo, mucho menos que la mayoría de las bombillas. Esos análisis no indican la cantidad adicional de carbono que se genera para alojar los libros electrónicos en los servidores y la energía de la pantalla mientras se lee. Por otro lado está el coste ambiental de fabricación, lo que probablemente representa la mayor parte de las emisiones. Si podemos confiar en esos números, el iPad debería compensar sus emisiones de Co2 cuando se leen unos veinte libros. 

Me aburro de tantos datos y todos con tantas buenas razones. Para que preocuparse, si son todos tan ecológicos. 

 

UNA MEMORIA EN UNA MEMORIA (ELECTRÓNICA)

Todo ello para contar (la pregunta que da título al post surgió a raiz de ésto) que un año más hemos terminado la Memoria Anual 2012 de Canal de Isabel II Gestión. Y lo hemos hecho mezclando ambos formatos. Un estuche de papel y cartón, un resumen (highlights) de la Memoria en papel y el grueso de la información en una memoria USB.

 

caja informe anual canal de isabel ii

caja abierta y folleto y usb

En términos de lógica y de sentido común, la impresión de toda la información que contiene el USB, en papel hubiera generado unos ocho librotes llenos de datos (Informe Anual, Informe contable, de Canal de Isabel II Gestión, del Grupo Canal y en dos idiomas). Ocho libros que hubieran pesado, ocupado espacio y que serían complicados de consultar. La versión electrónica, en PDF interactivo, de esta obra permite una búsqueda relativamente rápida de los datos que se necesiten, puede ser descargada desde cualquier ordenador e impresa a la medida.

Y a ti, ¿qué te parece esto del papel?

Puedes aportar tus argumentos y tu opinión en esta encuesta de QuonersPara ello hay que registrarse. Puedes hacerlo con tu cuenta de Google +, con Facebook o con tu correo electrónico... y es gratis.

Cargando la encuesta...